Home Mi país Escapada a Bilbao
Escapada a Bilbao

Escapada a Bilbao

14 abril, 2018

Región: País Vasco (España)
Zona horaria: UTC+01:00
Idioma: castellano y euskera
Moneda: Euro (€, EUR)
Enchufe: C y F
Cuándo ir: de marzo a octubre
Cómo llegar: coche, avión o tren desde cualquier gran ciudad de España

¿Por qué viajar a Bilbao?

Escapada a Bilbao en un fin de semana: historia, cultura, tapas y buena vida nocturna rodeado de verdes colinas. Así es Bilbao, una ciudad portuaria industrial del norte de España, capital del País Vasco.

Se convirtió en población durante la industrialización y prosperó a través de la producción de acero, el transporte marítimo, la construcción naval y la banca. Sin embargo, en la década de 1970 la ciudad se había convertido en una chimenea gris hasta llegar a una grave crisis económica. La ciudad ahora cuenta con el Museo Guggenheim diseñado por el arquitecto Frank Gehry, un sistema de metro atemporal diseñado por Sir Norman Foster, un aeropuerto del arquitecto español Santiago Calatrava y un centro comunitario "Alhóndiga" diseñado por Philippe Starck.

Es una visita imprescindible para amantes del diseño y la cultura, y es la nueva cara moderna de Euskadi. Hoy, Bilbao es sofisticado y vibrante de acción. Sigue leyendo para conocer las cosas interesantes que conocer en tu escapada a Bilbao. ¿Te la vas a perder?

El Casco Viejo de Bilbao

El Casco Viejo de Bilbao es la parte más antigua de la ciudad, construida a fines del siglo XIV. El conjunto está compuesto por 7 calles, estrechas, peatonales y sinuosas, conocido como "Zazpi Kaleak". Lo ideal es recorrer estas calles para conocer los orígenes de la ciudad. En los últimos años se esta consiguiendo que sea referente comercial con tiendas de alimentación donde poder comprar pescado enlatado y caracoles vivos hasta tiendas hippies. La Catedral de Santiago, la Biblioteca municipal de Bidebarrieta y las iglesias de San Antón, San Nicolás y Santos Juanes. son otros lugares que merecen la pena.

Escapada a Bilbao

A unos pasos de la iglesia de San Antón, nos encontramos con el mercado cubierto más grande de Europa, el Mercado de La Ribera
A principios del siglo XX se construyó el edificio actual, de estilo art-deco, con un interior luminoso donde se alinean un sinfín de puestos de productos frescos.

Por la noche, tómate unos pinchos en la Plaza NuevaEsta bella plaza de estilo neoclásico se construyó a mediados del siglo XIX. Es el referente del Casco Viejo y bajo sus arcadas se escucha su ambiente cada noche de la semana. Esto se debe a que aquí puedes encontrar algunos de los mejores restaurantes y bares de pinchos de Bilbao.

Visita el impresionante Museo Guggenheim                                                 

La obra del famoso arquitecto Frank Gehry, se alza, desde 1997, como un palacio futurista junto a las aguas de la Ría en el barrio de Abando. Curiosos y amantes de la arquitectura de todo el mundo se acercan con la única intención de contemplar tanto su exterior como interior. Para los que no somos expertos, con su belleza exterior ya nos conformamos y las exposiciones que se encuentran en su interior son lo de menos. El edificio está compuesto por paneles de titanio, cambiando de color según la luz que reciba.

En su exterior se encuentra la mascota de la ciudad, Puppy, un perrito esculpido por el artista Jeff Koons y cubierto totalmente por flores frescas, que custodia siempre las puertas del Guggenheim. Los coloridos y brillantes Tulipanes del mismo autor.  El Gran Árbol y el Ojo de Anish Kapoor y Mamá (Maman), una araña de bronce, mármol y acero inoxidable de casi 9 metros de altura de Louise Bourgeois.

Escapada a Bilbao Tulipanes del Museo Guggenheim

Descubre los teatros de Bilbao 

El Teatro Campos Elíseos conocido también como 'Bombonera de Bertendona', está ubicado en la calle Bertendona. Su bella fachada de estilo modernista se debe al diseñador vasco-francés Jean Batiste Darroquy. Inaugurado en el año 1902 y posteriormente re-inaugurado en 2010, es una de las salas más importantes de la capital y la más vanguardista técnicamente de España. Aunque no entres en él, vale la pena pasar por delante y disfrutar de este bonito edificio cultural.

El Teatro Arriaga tampoco se queda corto en cuando a su fachada. Ubicado justo el lado del Puente De El Arenal, es un edificio neobarroco de finales del siglo XIX, obra del arquitecto Joaquín de Rucoba construido en honor al compositor bilbaíno Juan Crisóstomo Arriaga, conocido como el “Mozart español”. Ha sufrido diferentes altibajos que han obligado a su reconstrucción y reforma, como el grave incendio en 1914. Actualmente, aunque ya es poco operativo, sigue siendo uno de los mejores lugares que ver en Bilbao.

La Ría de Bilbao y sus puentes

Atraviesa la ciudad, dividiéndola en dos: a la derecha, Deusto, Uribarri, el Casco Viejo, y La Peña, y a la izquierda, Zorroza y el Ensanche hasta llegar al mar Cantábrico. La historia de la ría de Bilbao o del Nervión gira entorno a la ciudad y los edificios más emblemáticos se hallan en su ribera.

Escapada a Bilbao

Gracias a que Bilbao esté partida por la ría hace que la ciudad esté repleta de puentes para cruzar o solamente visualizar.

Fue conocido como el primer puente transbordador del mundo y lleva en funcionamiento desde 1893. El Puente Bizkaia (Puente Colgante) es Patrimonio Mundial de la UNESCO.  Semejante a la parisina Torre Eiffel, ya que su creador, Alberto de Palacio fue discípulo y colaborador del francés Gustave Eiffel.

También el Puente de la Ribera conocido como el Puente de San Francisco y el Puente de la Merced, con su leyenda de sus 16 seres alados. Además, el Puente del Ayuntamiento, levadizo desde hace más de 80 años y el Puente Zubizuri (Puente Blanco), inconfundible obra de Calatrava.

Sin olvidarnos del Puente de San Antón con sus lobos, a la vera de su iglesia era el puente desde el que salían las mercancías del hierro vizcaíno.

Uniendo dos viejas anteiglesias (Abando y Deusto), el Puente Euskalduna tiene dos guardianes que despiden a la Ría en su camino hacia el Golfo de Bizkaia: el Edificio del Tigre en Deusto y la Grúa Carola en los diques del Museo Marítimo.

Finalmente, el Puente de La Salve integrado en el mismo Museo Guggenheim, se construyó a principios de los años 70 para conectar el corazón de la ciudad con los barrios periféricos. Es el puente de titanio, cristal y acero más icónico de Bilbao. Por la noche, su nuevo arco rojo, se ilumina creando animaciones en los laterales.

Museo de Bellas Artes de Bilbao

Si te gusta el arte, no dejes de incluir esta visita en la lista de cosas que hacer en Bilbao. Aunque el Guggenheim acapara todas las miradas, el Museo de Bellas Artes de Bilbao es uno de los mejores de España.

En sus interiores se encuentran más de 10.000 obras de grandes artistas belgas, italianos, españoles y franceses, recopiladas desde el s.XIII hasta nuestros días.

La pastelería bilbaína ha creado varios dulces que gustan a todos. Los más característicos son: la Carolina, el pastel de arroz, el bollo de mantequilla, el pastel ruso, el jesuita de cabello de ángel o el relleno de Vergara.

Prueba la cerveza bilbaína “La Salve”, comercializada en bares y restaurantes.

Los pinchos en Bilbao son realmente espectaculares. Con embutidos, quesos, verduras, salsas, marisco, tortillas…

Las vistas de Bilbao de las que puedes disfrutar desde el mirador de Artxanda merecen la pena. Para subir a él, puedes conducir, caminar o tomar el funicular que parte de la Plaza del Funicular, cerca del bonito Puente Zubiri.

La empresa Rivercheer nos ofrece la oportunidad de conocer Bilbao mediante el alquiler de una embarcación, sin necesidad de titulación alguna.

Tómate los pinchos junto a un vaso de "Txakoli" (vino blanco ligeramente espumoso).

Hasta aquí mis varios argumentos para motivarte a hacer una escapada a Bilbao por libre y durante un fin de semana o un puente. Aprovecha para comer y beber bien y si tienes tiempo de sobras, escápate por las cercanías de la ciudad.

También te puede interesar