Home Mi país Fin de semana en Sevilla

Fin de semana en Sevilla

29 septiembre, 2017

Región: Andalucía (España)
Zona horaria: UTC+01:00
Idioma: castellano
Moneda: Euro (€, EUR)
Enchufe: C y F
Cuándo ir: marzo-junio y septiembre-noviembre
Cómo llegar: hasta el aeropuerto de Sevilla o en tren de alta velocidad como el AVE

Un lugar pintoresco de Andalucía, en el sur de España, que es una parada obligada para cualquier persona que quiera conocer la antigua capital del al-Ándalus, Sevilla, llena de patrimonio histórico y cultural y diversos espacios escénicos y culturales.

Su casco antiguo es uno de los más grandes de Europa y la belleza de esta ciudad ha protagonizado escena cinematográfica como el “Palacio del Reino de Naboo” de Star Wars, y el “Palacio del Reino de Dorne” de Juego de Tronos. Si a demás, tu visita coincide con la Semana Santa o la Feria de Abril, te va a permitir adentrarte en la pasión sevillana que no te dejará indiferente.

Puedes exprimir tu fin de semana y si te organizas bien agrupando sus puntos de interés vas a poder contemplar casi todo su encanto.

Las Setas

Metropol Parasol famosa y moderna escultura de madera está situada en la plaza de la Encarnación a la que puedes subir con su ascensor psicodélico hasta su mirador, recorrer su pasarela y disfrutar de unas buenas vistas de las azoteas y monumentos de la ciudad.

Saliendo de la plaza, cogiendo la calle Laraña y posteriormente girando a la izquierda por la calle Cuna, recorreremos una calle peatonal del casco antiguo con un centro cultural flamenco, el Palacio de Lebrija, el Teatro Quintero y finalizando en la plaza del Salvador, que a mano derecha rozando el monumento de Cervantes nos llevará a Plaza Nueva presidida por el Ayuntamiento de la ciudad.

El popular barrio de la Macarena

Situado al norte del casco histórico la Macarena es casi un pueblo dentro del centro con su conocida Basílica de la Macarena, junto a la parroquia de San Gil, con su torre Mudéjar. La Virgen de la Macarena es la dolorosa más famosa de España y realiza estación de penitencia a la catedral la madrugada del Viernes Santo.

Al lado veremos una parte de las Murallas de Sevilla y su puerta con mismo nombre, de construcción romana y ampliada durante el dominio islámico, que rodeaban el casco antiguo.

Alameda de Hércules

La Alameda de Hércules es un jardín público muy ambientado construido en 1574. Por sus cercanías podrás dejarte ir y recorrer sus numerosas terrazas entre caña y caña. Recomendación especial a la originalidad y encanto de los muchachos de las tapas del Eslava.

Si tu pasión es además la religión, debes acercarse a la típica plaza de San Lorenzo y visitar el Cristo del Gran Poder.

Puente de Triana y la esencia de sus calles

El puente de Isabel II o Triana,  compuesto de hierro y piedra, cruza el Guadalquivir pudiendo disfrutar en él de las bonitas vistas al río, y nos transporta hasta el barrio de Triana, conocido por sus muchos bares de tapas, sus pequeños negocios de azulejos sevillanos y el mercado de Triana, que nos enamoraran.

Es muy típico pasear bordeando el río por la calle Betis, terminar en la Plaza de Cuba y el puente de San Telmo, disfrutando de sus calles paralelas y patios de vecinos, sintiendo ese ambiente flamenco.

La torre del Oro y la plaza de toros

Dos monumentos emblemáticos de la ciudad que se concentran en el margen izquierdo del río Guadalquivir. La torre del Oro que defendía la ciudad y el puerto, y se dice que su brillo dorado se reflejaba sobre el río. Forma parte del recinto fortificado que poseía la ciudad pero exenta de su muralla​. De noche e iluminada, le da un toca especial al río y sus alrededores.

Muy cerca se encuentra la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, y aunque tal vez no seas aficionado a esta tradición, es un edificio de estilo barroco bonito de observar por fuera por sus aires taurinos que te permiten imaginar el bullicio que tiene esta sede de las corridas de toros, teniendo especial relevancia para los aficionados durante la Feria de Abril. Hay también la opción de visitarla por dentro con una visita guiada. Cerca también se encuentra Teatro de la Maestranza donde poder disfrutar de buena óperazarzuela o música clásica y flamenco.

La Giralda y la Catedral de Sevilla

Porte y belleza son algunas de las cualidades que poseen la Catedral de Sevilla de estilo gótico con un maravilloso campanario y La Giralda uno de los monumentos árabes más conocidos del mundo, y que simbolizan a la capital andaluza. Puedes disfrutar del exterior de estas dos preciosidades en sus alrededores y de su interior de manera gratuita incluyendo la costosa subida a la Giralda con sus 35 rampas, pero merecida por poder disfrutar de una de las mejores vistas de Sevilla.

En sus alrededores se puede comer tapas andaluzas y mediterráneas en sitios como La Bulla, en un local con un sabor chulo.

Desde ahí salen algunas de las típicas carrozas tiradas por caballos que ves por gran parte del centro histórico de la ciudad y que por un "módico" precio de 25€ te pasean por los sitios más emblemáticos. Toda una experiencia a no perderse si quieres sentirte como un verdadero sevillano.

Perderse por el barrio de Santa Cruz

Tiene un encanto especial y hay que dejarse llevar por sus calles si o si. El laberinto del barrio de Santa Cruz tiene origen en la antigua Judería de la ciudad, donde cada callejuela tiene su belleza particular dando lugar a bonitas fotos y te vas cruzando con rincones encantadores como la Placita de Santa Marta o la Plaza de Santa Cruz.

Hay calles como Mateos Gago, donde comerse un montadito de pringá en Las Columnas y beberse un vino de naranja en La Taberna Perejil y calles con tiendecitas con artesanía típica.

Real Alcázar de Sevilla y jardines de Murillo

Uno de los jardines más bonitos del mundo y utilizado como escenario de películas o series mundiales como Juego de Tronos. Una mezcla de árabe, renacentista y moderno se puede observar si paseas por sus patios y fuentes que acompañarán tu paseo entre columnatas y, en sus alrededores puedes sentarte en alguno de sus rincones verdes.

Conjunto arquitectónico originalmente formado por un palacio islámico y con el tiempo se adhirieron edificios como el Palacio Mudéjar de Pedro I o el sobrio Palacio Gótico de Alfonso X.

Dentro del entorno de los Reales Alcázares se encuentra el Patio de Banderas, un amplio y luminoso patio de vecinos repleto de arboles y con una buenas vistas de la parte superior de la Giralda. 

También se puede pasear en coche de caballos por los cercanos jardines de Murillo en dirección al parque de Maria Luisa, visitando las plazas de España y América.

Plaza de España

Espectacular plaza semicircular llena de gente y carrozas de caballos escenario también en películas como “Star Wars” o “El director” de Baron Cohen. La muralla interior cuenta con espacios dedicados a cada una de las provincias españolas, de la A a la Z, decorados con maravillosos azulejos de colores. Tiene un canal que se puede recorrer en bote y así observar toda su grandeza arquitectónica.

Paradas oficial donde coger las carrozas de caballo juntamente con la Catedral, Parque de Mª Luisa, Plaza del Triunfo, Plaza de la Virgen de los Reyes y Torre del Oro.

Tomar algo en El Embarcadero al anochecer o tomarte varias copas por la noche a pie del río Guadalquivir con vistas a la Torre del Oro en Puerto de Cuba.

En la planta nº 5 de El Corte Inglés hay el Gourmet Experience Duque y hay una terraza muy chic donde disfrutar comiendo con unas vistas estupendas.

La Casa Anselma o Lola de los Reyes, en Triana, y Los Gallos, en el barrio de Santa Cruz, para vivir flamenco en estado puro.

La Plaza del Cabildo tiene una columnata semicircular donde cada domingo puedes disfrutar de un mercado de antigüedades lleno de tesoros extraños.

La Plaza de la Alfalfa, en el centro histórico es conocida por sus caracoles y cerveza.

También te puede interesar