Home El mundoAsia Triángulo Dorado de la India
Mono en Jaipur, en el Triángulo Dorado de la India

Triángulo Dorado de la India

2 febrero, 2019

Región: Sur de Asia
Zona horaria: UTC +05:30
Idioma: hindi e inglés
Moneda: Rupia india (₹, INR)
Visado: Si (80$)
Enchufe: C, D y M
Sentido de circulación: izquierdo
Cuándo ir: de Octubre a Abril
Cómo llegar: en avión hasta el Aeropuerto Internacional Indira Gandhi de Nueva Delhi o el Aeropuerto de Jaipur

  • La leche no viene de las vacas como en el resto del mundo sino de las búfalas y, ¡es extremadamente grasosa!
  • La versión india como alternativa al caro Starbucks, es Café Coffee Day.
  • La red de ferrocarril es muy extensa y existen muchas compañías que ofrecen billetes en distintas clases y con varios horario.
  • Originalmente, el país se llamaba Hindustán (tierra de los hindúes), pero debido a su diversidad religiosa, se cambió el nombre a India. Actualmente es la democracia más grande del mundo.
  • Su riqueza gastronómica es inmensa. Desde los famosos snacks indios como la SamosaMasala Dosa o Bhelpuri, el Thali (menú servido en una bandeja metálica, cuya variedad dependerá del precio del mismo) o platos principales como el Kashmiri Aloo DumPollo Tandoori y Pollo Tikka Masala.
  • Se come con la mano derecha usando el naan (pan). Además, eructar al terminar de comer es señal de que la comida estaba rica.
  • Si eres fumador, no dudes en probar los cigarros "bidi" por 10-20₹.
  • India es tierra de té, así que no dudes en probar el masala chai (normalmente consumido con un poco de leche). Puede comprarse a través de los llamados "chai wallahs".

El Triángulo Dorado de la India es un destino mágico en el norte del país, conectado entre sí por buenas carreteras y ferrocarril. Conecta Nueva Delhi como capital del país, Agra donde se aposenta el Taj Mahal y Jaipur, conocida también como "La ciudad rosa".

Este triángulo fue apodado "dorado" por la extraordinaria riqueza cultural y esplendor histórico que ofrecen cada una de ellas. Es sin duda la ruta turística más popular que te permitirá trasladarte al fascinante y decadente Imperio mogol y el mundo maharajá que residió en este gran país.

No dudes ni un momento en dejar atrás los miedos y prejuicios que puede provocar la India y atrévete a conocer parte de la mejor arquitectura del mundo.

Nueva Delhi, primera parada del Triángulo Dorado de la India

Una buena manera de iniciarse en este país es llegando a su capital, Nueva Delhi. A pesar de la suciedad, tráfico y multitudes caóticas, Delhi es una de las megalópolis en alza más pobladas del planeta que aún mantiene firme sus raíces culturales. Además cuenta con una buena red de transporte público que te ayudará en los amplios desplazamientos por la ciudad durante 2-3 días.

La llegada en avión es al Aeropuerto Internacional Indira Gandhi y puedes usar tanto el metro (Aeroexpress Line) que cuesta 60₹ y tarda unos 40min o pagar un taxi prepago,  que podrás contratar en el mostrador de la salida del aeropuerto nada más salir de la zona de aduanas.

Dia 1

Un monumento muy preciado en la ciudad es la Puerta de la India. Este arco de triunfo conmemora a los soldados indios que murieron en la Primera Guerra Mundial entre 1914 y 1919.

Puerta de la India en Nueva Delhi, en Triángulo Dorado de la India

Se sitúa en el llamado "camino de los reyes", en la avenida Rajpath y especialmente de noche se ilumina y se llena de gente. Actualmente es la avenida más importante de la ciudad. A su alrededor se levantan importantes edificios como el Rashtrapati Bhavan (la residencia presidencial), los edificios del Secretariado y los Archivos Nacionales.

Rashtrapati Bhavan es la residencia oficial del Presidente de la India, localizada en Nueva Delhi.

A unos 20min andando, camino al sur, se encuentra la Casa Birla (Birla House). En esta casa, Gandhi vivió los últimos días de su vida hasta ser asesinado en el jardín por un fanático hindú. Aunque dicha morada es verdaderamente un palacio, Gandhi solo ocupaba una pequeña habitación.
La visita es altamente recomendable, por el monumento Gandhi Smriti y la exposición sobre su vida.

Llegada la hora de comer, lo mejor es desviarse ligeramente antes de llegar a la siguiente visita. Os recomiendo Hot Chimney Restaurant, con un montón de platos típicos indios riquísimos y a muy buen precio.

Después de comer la idea es dirigirse hasta la Tumba de Humayun. La tumba del segundo emperador mongol inspiraría en su momento la construcción del mayor monumento al amor conocido como el Taj Mahal. Merece la pena dedicar algunas horas para disfrutar de sus jardines y no perderse ninguna de las tumbas menores.

Tumba de Humayun en Nueva Delhi

Muy cerca a pie de la tumba de Humayun, se encuentra Nizamuddin Dargah. Este complejo acoge la tumba del santo sufí Nizamuddin Auliya. Un lugar auténtico que se accede por callejuelas laberínticas. Su interior se encuentra siempre lleno de fieles que acuden a rendir sus respetos al santo. La visita es impresionante cualquier día, pero especialmente los jueves al atardecer.

Dia 2

El día siguiente conocerás Chandni Chowk, la espina dorsal de la Vieja Delhi y la calle más importante de la antigua capital de Shahjahanabad, en un pasado. Siempre a rebosar de personas y vehículos. Es una ajetreada zona comercial donde los mercados rebosan de joyas de plata y saris de colores vivos, especias y frutos secos, especialmente Khari Baoli.

Si no contáis con mucho tiempo y más adelante vais a ver el Fuerte de Agra, mi consejo es que os ahorréis visitar el Fuerte Rojo.

Cerca del Fuerte Rojo se encuentra la mezquita Jama Masjid, una de las mas grandes del país. Fue levantada por el emperador mogol Sha Jahan entre 1644 y 1656 y construida con piedra arenisca roja y mármol blanco. Este edificio domina el horizonte de esta zona tan concurrida y su entrada es gratuita, siendo “solo” necesario pagar 300₹ por la cámara de fotos.

A unos 20min a pie vas a toparte con Raj Gath, la plataforma de granito negro que señala el lugar donde fue incinerado Gandhi. Se encuentra en un gran espacio verde que te va a permitir darte un respiro después del caos de Chandni Chowk.
Muy cerca se encuentra también el Gandhi National Museum, con objetos pertenecientes al Mahatma.

Más hacía el sur y para finalizar el día, una buena opción es visitar el templo hindú de Akshardham. Aunque sea de reciente construcción, es un sitio que merece la pena visitar, especialmente por su espectáculo de luces al atardecer. Las medidas de seguridad para entrar son altas y deberás descalzarte como en la mayoría de templos. Se recomienda llegar con antelación al espectáculo, ya que hay una cola para dejar el bolso, camera, etc. La entrada al templo es gratuita, pero para ver el espectáculo de agua hay que pagar 80₹.

Día 3

Tercer día en la capital y aún nos quedan muchos rincones por descubrir. La primera parada puedes ser el colorido templo de Lakshmi Narayan, uno de los templos hindúes más conocidos. Destaca por estar dentro de un complejo con jardín y varios monumentos, que vale la pena observar durante 1-2 horas.

El Templo de Laxminarayan, es un templo hindú en Nueva Delhi

Cogiendo la calle Kali Bari Marg y siguiendo unos 15min andando, encontraremos otro templo muy conocido en la ciudad. El templo Sij Gurdwara Bangla Sahib fue construido en honor al octavo gurú sij, muy adorado por su labor humanitaria. Es de una gran belleza y se reconoce fácilmente por su peculiar cúpula dorada.

Para finalizar, y antes de llegar a la famosa Connaught Place, a unos 20min andando se encuentra el Baoli de Agrasen (baño de escaleras). Fue reconstruido en el siglo XII y se hizo famoso hace unos años gracias a una película de Bollywood. Conocido como los escalones encantados, la leyenda cuenta que según se desciende se acentúa la sensación de que algo/alguien invisible te sigue. ¿Será verdad? No dudes en comprobarlo y echar algunas bonitas fotos aprovechando que su entrada es gratuita y permanece abierto de 9-18h.

A la hora de comer dirigirse hacía Connaught Place, y concretamente al Restaurante Bikkgane Biryani. Su especialidad son los platos de arroz con mezcla de especias, carne/vegetales y yogur, muy popular en la ciudad de Hyderabad.

Destinaremos lo que quede de tarde a conocer, frenético centro financiero y de negocios conocido como Connaught Place. Fue inaugurado en 1931 bajo el dominio británico y sigue reluciendo una bella arquitectura colonial victoriana. La hora ideal para visitarlo es al atardecer mezclándote con los indios y puedes terminar cenando en alguno de sus restaurantes, aunque a un precio más elevado.

Día 4

La última visita que no debemos perdernos en Delhi es la Casa de Oración Bahaí, conocida como Templo del Loto. Su interior es un lugar sobrio y tranquilo, abierto a todas las creencias tal como manda la filosofía bahaí. Un apacible lugar en el que hallar esa ansiada paz que a veces cuesta encontrar en la caótica pero apasionante Delhi.

Una vez descansados, podemos recargar el cuerpo de alimento en el restaurante Naivedyam que se sitúa a unos 20min del templo. Ofrece comida del sur de la India de alta calidad a un precio muy razonable.

Y para finalizar nuestra visita cultural a la capital del país, culminaremos con el monumento Qutab MinarEs, según dicen en Nueva Delhi, la torre de ladrillo más grande del mundo. Este minarete tiene 73m de altura y fue construida a principios del siglo XIII. Es un bellísimo ejemplo de la época en la que la India estaba dominada por los musulmanes.

Agra, antigua capital del imperio mogol

A unos 200km al sur se encuentra la ciudad de Agra, famosa por poseer una de las maravillas del mundo moderno.
El Taj Mahal está considerado el más bello ejemplo de arquitectura mogola y es una parada obligatoria en este recorrido.
Puedes aventurarte y coger un tren o contratar desde Nueva Delhi alguna excursión privada (un poco recomendado para evitar agobios).

Ten en cuenta que los viernes está cerrado y llega lo más temprano posible o sino, sacarte una foto será casi imposible. Especialmente, los mejores momentos para verlo son: en el amanecer y en la puesta de sol.

Una vez dentro del recinto, nos encontramos inicialmente con la "Gran Puerta" llamada Darwaza-i-rauza. Se podría decir que es como la puerta defensiva antes de entrar a los jardines del Paraíso.

Great gate en la entrada del Taj Mahal

La entrada cuesta 1100 más 200 adicional para visitar el mausoleo principal, totalmente opcional. Existen arduos controles de seguridad para entrar y asegúrate de guardar todas tus pertenencias en las taquillas, a excepción de la cámara, móvil y cartera.

Shah Yahan construyó esta joya de mármol en memoria de su tercera esposa, la cual amaba profundamente y murió al alumbrar a su decimocuarto hijo. Este emperador mogol era un auténtico obseso de la simetría, e hizo que todo todo en este mausoleo sea absolutamente simétrico. Sin embargo, cuando el emperador murió decidieron enterrarlo junto a ella y su lápida rompe la perfecta simetría.

Taj Mahal en Agra, India

Seguidamente nos dirigiremos al centro de la ciudad. El fuerte de Agra nos espera. Esta es la fortaleza más importante de la India, donde los grandes emperadores del Imperio mogol vivieron y gobernaron desde aquí. Abre de martes a domingo de 9-18h y cuesta 500₹.

Vista exterior de Jahangiri Mahal, zenana principal del fuerte de Agra.

Ver también la Tumba de Akbar y Mausoleo de Itimad-Ud-Daulah. Aparte de esto, poco más hay por ver en esta ciudad.

Jaipur, la ciudad rosa del Triángulo Dorado de la India

La última parada del triángulo es la capital del estado de Rajastán. Conocida como la Ciudad Rosa por las paredes rosadas de sus edificios de la ciudad vieja. Se puede llegar a Jaipur en tren o en bus en algo más de 4h y media y merece ser visitada durante dos días.

Camino a Jaipur desde Agra, no dudes en pararte en el colorido templo hindú, Shree Giriraj ji Maharaj. En la entrada hay una campana grande que debes tocar y en su interior varios altares, incienso y oraciones.

Templo hindú Giriraj Ji Maharaj Mandir en las cercanías de Jaipur

Una vez en Jaipur, una nube de vida y energía te va a envolver. Es una de las ciudades de la India con más historia. Aquí encontrarás una multitud de fortalezas y palacios, así como barrios urbanos y bazares. Sin olvidar de los monos, muchos monos que saltan, corren, se persiguen y hasta te roban si te despistas.

Mono en Jaipur, India
Dia 1

Una de las principales atracciones de la ciudad es el fuerte de Amber, situado a las afueras de Jaipur. Dentro se conserva todo el esplendor que rodeaba a los marajá de Rajasthan. Abierto todos los días de la semana de 8-17.30h y de 18.30-21h y la entrada para extranjeros cuesta 200₹. 

Hay dos maneras de llegas hasta ella: en coche o en un paseo en elefante (900₹). Ahí cada uno con su consciencia de saber como tratan a los animales muchas veces en el tercer mundo.

Se como sea, no dudes en llegar lo antes posible para poder contemplar toda su extensión con la mayor tranquilidad posible. También hay un espectáculo de luces todas las noches en inglés a las 7:30pm y en hindi a las 8pm.

Jardines de Amber Sheesh Mahal en Jaipur

Bajando del fuerte no dudes en pararte en el Lago Man Sagar y el palacio Jal Mehel, construido en medio del lago. El paseo está repleto de puestecitos de artesania y comida.

En Amer Road te espera el restaurante Shri Khandelwal Pavitra Bhojnalaya. Un sitio sencillo frecuentado por gente local, que te permitirá comer a buen precio antes de llegar de nuevo al centro.

Jaipur es la ciudad de los bazares. Las calles del centro histórico son un gigantesco mercado abierto hasta el anochecer en el que se puede comprar de todo: joyas de laca, piedras preciosas, esculturas de mármol, souvenirs de madera y coloridas artesanías, así como cerámica azul y productos de cuero. ¡No te dejes timar y regatea a muerte!

Para terminar el día dirígete a Nahargarh Fort, también conocido como Tiger Fort. Se encuentra en lo alto de las escarpadas colinas de Aravali y fue construido en 1734 para ayudar a defender la ciudad. De noche es particularmente atractivo y puedes tomar algo hasta las 10pm.

Día 2

Una de las preciosidades que nos te puedes perder es el Hawa Mahal, también conocido como Palacio de los vientos. Fue construido en 1799 como una extensión del Palacio de la Ciudad Real de Jaipur y permitía a todas las damas reales observar las cosas que pasaban en la calle sin ser vistas por el público. Actualmente es el icono de la ciudad.

Aprovecha y cuélate en alguna de las azoteas de los locales de enfrente. Desde ahí podrás contemplar esta bella construcción de arena roja y poder sacar bonitas fotos sin el tráfico de la calle.

Detrás hay el Palacio de la Ciudad. Enorme complejo de patios, jardines y edificios combinando la arquitectura rajasthani y mogol. La entrada tiene un coste de 500₹ y abre todos los días de 9am a 5pm.
La familia real vive todavía aquí y por la noche se puede ver un espectáculo de luces y sonido excepcional.
Dentro del complejo hay el templo hindú Govind Dev Ji. Dedicado a Krishna, encarnación de Visnu que representa el amor. Los fieles cantan y los rezos del día están abiertos a todos los curiosos.

Al lado se encuentra también el observatorio Jantar Mantar, construido entre 1727 y 1734. Hospeda una curiosa colección de instrumentos de cálculo, destacando el enorme reloj de sol Samrat Yantra. ¡Es una muestra de lo rápido que pasa el tiempo! Puedes visitarlo por 200₹.

Jaipur es un paraíso para los amantes de la comida. Encontrarás deliciosos platos exóticos de Rajastán como Dal-batti-churma, Mawa Kachori, Mirchi Bada o Ghewar. No dudes en probar todos estos platos típicos en el restaurante Laxmi Mishtan Bhandar.

Al atardecer, no te pierdas desde ningún tejado o rooftop, el magnifico espectáculo formado por la puesta de sol y el vuelo de cometas por parte de muchos niños.

Puesta de sol en Jaipur

 

Hasta aquí mi primera experiencia por el Triángulo de Oro de la India. Un destino mágico en el norte del país en el que millones de cosas te quedan por descubrir.

No dudes en consultar mis recomendaciones en cuanto a dudas de vacunas y visado se refiere.

Más aventuras