Home Mi país Una semana en Ibiza
Viajar a Ibiza

Una semana en Ibiza

7 febrero, 2021

Región: Islas Baleares
Idioma: ibicenco y castellano
Moneda: Euro (€, EUR)
Enchufe: C y F
Sentido de circulación: derecho
Cuándo ir: Durante todo el año, aunque siendo el invierno los meses más fríos
Cómo llegar: En avión hasta el Aeropuerto de Ibiza o en barco desde el puerto de Denia o Barcelona.

¿Por qué viajar a Ibiza?

Viajar a Ibiza ha significado durante muchos años visitar la isla de fiesta más conocida de España pero hoy en día, esta isla representa muchos más. Disfrutar de las playas de clase mundial, el hermoso paisaje accidentado y de un estilo de vida relajado. La isla blanca, como así la llaman, es verdaderamente fascinante.

Desde esconderte en la playa y solo salir de las olas para comer mariscos frescos, disfrutar de las ceremonias de tambores al atardecer, deleitarse con los sabores de cinco estrellas o hacer movimientos en la pista de baile hasta la mañana. Ibiza es pequeña y en ningún lugar hay más de una hora de distancia.

A continuación, un listado de cosas por hacer al viajar a Ibiza. ¡Sigue leyendo!

Conoce la ciudad de Ibiza

La gran seductora de día y de noche está ubicada en la parte sureste de la isla. Esta ciudad tiene una gran historia que contar y disfruta de una atmósfera inigualable y un color deslumbrante.

Denominado Dalt Vila, el casco antiguo se encuentra en la parte alta de la ciudad y se levanta rodeado por una muralla del siglo XVI construida para proteger esta zona de los invasores de la época. Un puente nos lleva a una de las entradas al muro. Aunque hay otras, la puerta renacentista llamada "portal de Ses Taules" es la más impresionante de todas. Más adelante, encontramos la Plaza de Vila, un lugar perfecto para descansar con un aperitivo mientras disfrutas del agradable ambiente local.

Dalt Vila en Ibiza ciudad

La zona fortificada del casco antiguo forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Además de las murallas, no dejes de visitar la Catedral y el Ayuntamiento de la Virgen de las Nieves, desde donde se divisa la isla de Formentera a lo lejos.

El recorrido por las empinadas calles de Dalt Vila te llevará serás recompensado con unas vistas panorámicas y espectaculares. El mejor momento del día para pasear por aquí será al atardecer o durante la noche.

Más abajo y ya en l zona cercana al puerto se conoce como municipio de La Marina. Este barrio está formado por pintorescas calles estrechas llenas de bares y restaurantes, pero también muchas tiendas y mercadillos hippies que no debes perderte.

El puerto irradia un ambiente de fiesta que sentirás tan pronto como entres, que evolucionará y se volverá cada vez más vibrante a medida que pasan las horas.

Sant Antonio

Aunque es una zona muy turística, siempre es una opción para encontrar alojamiento a mejor precio y es una de las zonas donde mejor puesta de sol de toda la isla podrás disfrutar.

Puesta de sol en Hostal la Torre, Sant Antonio de Portmany

Te recomiendo ir a tomar algun trago al Hostal Restaurante la Torre o Café del Mar - sirviendo puestas de sol desde 1980 - y cenar en Restaurante Golden Buddha. ¡Las vistas en todos son magníficas!

Playas del sur-oeste de la isla

Son las más conocidas por su cercanía a Sant Antonio o Ibiza. Lo ideal es alquilar una moto e ir recorriendo cada una de ellas, pero si dispones de poco tiempo te recomiendo alguna de ellas.

Una de las playas más bellas de la isla, Cala Conta (Platges de Comte). Puedes pasar todo el día contemplando su horizonte salpicado de islotes y aguas color turquesa. Al atardecer, toma algo en el Chiringuito Cala Escondida.

Si quieres seguir con más playas en esta zona, Cala D’Hort, es una playa de arena con vistas a la mística isla de Es Vedra. Una roca caliza deshabitada que se eleva casi 400 m de altura en el océano. Puedes pasar el día en la playa contemplando su belleza - se dice que si pides un deseo mientras miras a Es Vedra, se hace realidad - y comer una rica paella en el Restaurante Cala d’Hort.

Viajar a Ibiza - Cala d'Hort

Esta isla deshabitada está protegida como parque natural. Se puede llegar en barco desde Sant Antonio o Ibiza ciudad.

Sigo con una de las playas más vírgenes y solitarias, Cala Llentrisca. La orilla está formada por piedra y el agua es transparente - muy recomendable para amantes del buceo.

No hay ningún tipo de servicio por lo que hay que ir bien preparado para el tiempo que estemos en ella.

Al mediodía, dirígete a Sa caleta, pequeña cala enmarcada en acantilados anaranjados, debido a la roca arcillosa del lugar. La parte de la cala con arena es escasa, con lo que en verano es bastante fácil encontrártela llena. A mitad de la cala encontrarás arcilla que la gente suele mezclar con agua para aplicársela en el cuerpo. ¡Muy bueno para la piel!

Viajar a Ibiza - Sa Caleta

Se llega por un camino de tierra, donde al final, encontrarás un parking al lado del restaurante Sa Caleta.

Playas del nord-este de la isla

Una serie de maravillosas playas, lejos de las multitudes, se encuentran al noreste de la isla. Playas tranquilas, con aguas cristalinas, que puedes pasar un día tranquilo saltando entre ellas.

Empieza en Playa Cala Xarraca y báñate en su muelle de piedra, continúa hasta la rocosa Playa de La Cueva De Portinatx y en las orillas arenosas de Cala D’En Serra.

Por la tarde, puedes ir hasta Cala de Sant Vicent, el lugar antiguamente más aislado de Ibiza hoy alberga una playa extensa.

Cala Sant Vicent - Ibiza

Visita el mundo hippie de Benirrás

Otro lugar que ver en Ibiza es Benirrás. Sus playas y puestos hippies con venta de productos artesanales y alimentos naturales es uno de los lugares más bellos de la isla. Antes de que Ibiza fuera considerada mundialmente como un centro de fiestas, era una isla tranquila habitada por hippies. Benirrás aún conserva ese espíritu de los años 60 donde la frase “paz y amor” se percibe en todos los rincones.

Hasta aquí mi experiencia de viajar a Ibiza, una de las islas Baleares más conocidas.

Si has estado en Ibiza varias veces, o si estás allí por más de unos días, vale la pena subirte a un ferry y llegar a Formentera por uno o dos días. A solo 20 minutos de Ibiza en un ferry rápido, puedes esperar más de las mismas playas de clase mundial, solo que con un ritmo de vida mucho más relajado. En este post vas a poder conocer mi experiencia por Formentera.

 

 

Hay 15 spas en toda la isla. Por ejemplo, Atzaró Spa pertenece a un sereno complejo de agroturismo rodeado de los cítricos y olivos del campo ibicenco. La elección de tratamientos y actividades solo en este lugar es asombrosa.

No dudes en probar el Bullit de peix y arroz a banda. Primero, se degusta el pescado fresco de roca (araña, rata de mar, pargo, roya, morena, mero, … ) hervido con patata ibicenca y regada con un ligero alioli clásico o de azafrán pagès. Seguidamente, con el caldo resultando de hervir el pescado, se prepara un arroz a banda con sepia. ¡Para chuparse los dedos!

Te recomiendo que te alojes en CanRafal & EsCaló, dos magníficas casas de un amigo mío en la zona de Sant Josep. Si estás por la zona puedes ir a tomar algo o cenar a Racó Verd.

Si te gustan los dulces, no dudes en probar el Flaó, un pastel elaborado con queso fresco de oveja y cabra, hierbabuena y anís y la Greixonera, una especie de pudín que reutiliza los sobrantes de ensaimada del día anterior. ¡Ambos están riquísimos!

El nudismo en esta isla es algo que está bien visto. Es Cavallet o Ses Salines son dos playas en las que podrás practicar esta experiencia.

También te puede interesar