Home Viajar por el mundoEuropa Una semana en la Isla de Cerdeña
Viajar a la Isla de Cerdeña

Una semana en la Isla de Cerdeña

4 abril, 2020

Región: Mediterráneo
Zona horaria: UTC+01:00
Idioma: italiano, sardo, corso-sardo, catalán, ligur
Moneda: Euro (€, EUR)
Visado: No
Enchufe: C
Sentido de circulación: derecho
Cuándo ir: junio-septiembre (intentar evitar agosto)
Cómo llegar: En ferry desde Barcelona hasta Porto Torres (noroeste) con Grimaldi Lines. Los tres aeropuertos de la isla (Alguer, Olbia y Cagliari) reciben vuelos directos de España

¿Por qué viajar a Cerdeña?

Hasta hace poco viajar a Cerdeña no se podía considerar un destino turístico de masas, pero año tras año esta isla muy bien cuidada y con una gran riqueza natural, se va llenando de curiosos amantes de los aires de las islas mediterráneas. Entre sus muchos atractivos, el principal reclamo turístico son sus playas y calas de aguas de color turquesa y fina arena blanca.

Uno de los errores comunes que los viajeros cometen al visitar la isla es centrarse solamente en sus ciudades más importantes. Para ello te aconsejo que recorras la isla de Norte a Sur y de Este a Oeste para descubrir los pequeños rincones.

Aventurate a coger el coche (alquilado) y buscar playas donde no hay casi nadie y disfrutar de las aguas cristalinas y la tranquilidad hasta cansarse (para las adictas al sol ya os adelanto que no està muy bien visto el topless). Sigue leyendo para conocer qué ver al viajar a Cerdeña.

Piscina natural en la Spiaggia della Pelosa y anochecer en Alghero

La famosa spiaggia della Pelosa se encuentra en la población de Stintino, a unos 60 km al norte de Alguer. Se aconseja levantarse pronto para poder encontrar un hueco en la arena, ya que suele estar abarrotada de gente. De parking, hay poco y de pago, pero se pueden encontrar algún descampado cercano.

La playa es espectacular, con agua cristalina, poco profunda, arena blanquísima y de fondo vistas de un Nuraghe (edificios megalíticos que se pueden encontrar en toda la isla) en medio del agua.

Spiaggia della Pelosa en la Isla de Cerdeña

Hay la opción de quedarse toda la mañana en la playa y comer por ahí o dirigirse a comer en Alguer. Una ciudad conocida por la gran belleza de su casco antiguo y por sus rasgos comunes a las ciudades medievales de los territorios que formaron parte de la Corona de Aragón.

Por la tarde podemos adentrarnos a conocer Alguer con un helado en mano o después de dejar reposar la comida y sino hace mucho calor, propongo un plan para aventureros y curiosos.

Capo Caccia en la Isla de Cerdeña

Dirigirse a Capo Caccia, para disfrutar de sus maravillosas vistas y visitar la Grotta di Nettuno. Para llegar a la gruta hay 2 opciones, coger un barco en el puerto de Alguer que te deja al principio de la gruta, o ir en coche y bajar a pie los 654 escalones "Escala del Cabirol" que existen en el acantilado.

Grotta di Nettuno - Viajar a la Isla de Cerdeña

Supongo que el viaje en barco será bonito, pero aconsejo hacer el trayecto a pie por sus espectaculares vistas (tomárselo con calma, sobre todo al subir y protegeros del sol). El precio de la gruta es de 14€, con un guía que habla italiano o inglés.

Al acabar podemos dirigirnos de nuevo a Alguer y disfrutar de su puesta de sol desde su playa, darse una vuelta y cenar muy ricamente.

Puesta de sol - Viajar a las Islas de Cerdeña

Auténticos Porto torres y Sassari

Porto Torres, situado en la costa norte y justamente en el bonito Golfo Asinara, es para muchos la puerta de entrada a la isla y se encuentra en una zona en la que se dice que posee las playas más bellas de la Isla de Cerdeña. Cabe mencionar que es uno de los primeros asentamientos de la isla con algunos restos visitables.

A 18 kilómetros se encuentra Sassari, la segunda ciudad más importante de la isla nos adentra en la historia con sus murallas medievales, la catedral románica de San Nicolás del siglo XIII y su fachada barroca, la renacentista fuente de Rosello y edificios neoclásicos del siglo XIX que van surgiendo en el lento deambular por sus calles estrechas, típicamente italianas. Desde Sassari se accede a la iglesia la Santissima Trinita di Saccargia del siglo XII, con su famosa silueta en blanco y negro y alta su torre románica, está situada a unos 15 kilómetros al sur de Sassari.

A menos de una hora se encuentra Castelsardo, un pequeño pueblo medieval con mucho encanto fundado en 1100 situado en el golfo de Asinara y presidido por un imponente castillo medieval.

Refréscate en la playa de la Cinta y conoce la historia de Olbia

El día siguiente se opta por un plan más relajado visitando la playa de la Cinta, por su longitud y por el hecho de que esta justo al lado del Stagno di San Teodoro. Es curiosa la sensación de estar en una playa de aguas cristalinas y arena blanca y justo detrás tener un estaño. Además se pueden apreciar también vistas a la Isola de la Tavolara (antiguamente una de las más pequeña repúblicas del planeta). La Cinta es muy accesible tanto con automóvil como a pie y hay un gran parking al lado (1’50€/hora aprox.). A unos minutos de la playa encontrarás el pueblo de San Teodoro, una de las zonas costeras más turísticas y animadas de la isla repleta de restaurantes, tiendas y puestecitos locales en los que hacerte con un buen recuerdo de tu inolvidable viaje.

A unos 40min aprox. se encuentra también Olbia, bautizada como "ciudad feliz" por los griegos (aunque el pasado de la ciudad haya sido bastante difícil), con uno de los puertos más importantes de la isla. Entre sus monumentos principales está la antigua catedral de la ciudad, situada en el casco antiguo. Olbia se ha hecho famosa por el reciente descubrimiento arqueológico, de 24 naufragios de barcos. Si os gustan los castillos, a unos pocos kilómetros se encuentra el Castello di Pedres y el Castello di Sa Paulazza.

Recorre las islas del Parque Nacional del Archipiélago de la Maddalena

Uno de los lugares de imprescindible que visitar es el archipiélago de La Magdalena. Aguas cristalinas, playas de arena fina y paz a poca distancia de la Isla de Cerdeña.

El archipiélago está compuesto por siete islas; La Magdalena, Caprera, Spargi, Santo Stefano, Isla Santa Maria, Budelli y Razzoli,  aunque sólo tres de ellas están habitadas - La Magdalena, Caprera y Santo Stefano. Estas islas se encuentran en el mar Tirreno y en el estrecho de Bonifacio, y desde 1994 son Parque Nacional por lo que la naturaleza campa a sus anchas.

Desde la población de Palau salen varias embarcaciones que te ofrecen la posibilidad de hacer ruta por el archipiélago. Una excursión de casi todo el día (hasta las 17h aprox.) por unos 50€ haciendo la ruta por las islas, con paradas para que puedas disfrutar de las playas, incluyendo la comida y una visita de una media hora, por libre o con un autocar, de una de las islas que están habitada.

Santa Teresa de Gallura a media hora de Palau es un pueblo hermoso de calles con casas cuidadas y coloniales. Desde el mirador cerca del faro o torre se puede disfrutar de una vista de ensueño. Las estructuras graníticas monumentales de Capo Testa merecen una visita: están a 5 km al oeste de Santa Teresa de Gallura.

Aguas cristalinas y grutas en el Golfo di Orosei

Especial mención a este apartado ya que esta zona, a pesar de que se encuentran entre las playas más bonitas de Europa, no es de las más famosas de la isla. Cala Gonone es un pequeño pueblo turístico con una cala preciosa y un pequeño puerto deportivo desde el cuál parten las lanchas y barcas hacia las paradisíacas calas de Orosei. La carretera apenas llega hasta Cala Fuili. A partir de aquí sólo se puede llegar a las otras calas caminando (rutas muy escarpadas y duras) o por mar.

Desde el puerto turístico de Cala Gonone salen embarcaciones que pertenecen al Consorcio de navegación de Orosei y que ofrecen varias posibilidades de acceso hasta las calas. Se puede dejar el coche en el parquing del pequeño puerto pagando unos 10€. Hay dos posibilidades, alquilarla sin conductor por unos 100€ más gasoil durante todo el día o hacerlo con patrón y acompañantes por unos 35 € por persona (ahí cada bolsillo).

Calas Golfo di Orosei en la Isla de Cerdeña

En todo este golfo hay la posibilidad de visitar preciosas calas prácticamente vírgenes. Dedica un día a toda esta zona alquilando una barca o lo que quieras. Durante la excursión también tienes la posibilidad de visitar la Grotta del Bue Marino (la entrada tiene un precio de 8€).

Cala Luna - Viajar a la Isla de Cerdeña

La Cala Mariolu, Cala Biriola hasta llegar a Cala Luna. Esta última con la Grotte di Cala Luna, seis inmensas y soberbias grutas desde las cuáles se puede uno resguardar de las horas más calurosas de la jornada e incluso ver algún murciélago. También descubriremos lugares increíbles para bañarse como la Piscine di Venere o l’arco di Cala Goloritzè, en la que se puede llegar a la parte alta donde se disfrutan las vistas del pico Le figlie della Aguglia.

Hasta aquí una perfecta ruta a seguir si tu elección es viajar a la Isla de Cerdeña. Si tienes la suerte de tener más días y más dinero, no te puedes perder visitar ciertas zonas más. En el extremo sur se halla la capital Cagliari, presidia por su castillo de San Michelle del siglo XIV y cuyo centro histórico de la ciudad ha sido restaurado en los últimos años. En sus restaurantes es posible comer de maravilla a precios económicos, perderse por el mercado de San Benedetto de los sábados y detenerse en la plaza Viceregio.

Si os gustan los yates y queréis ver como hay muchos que tienen poco y otros demasiado, podéis pasaros por Porto Rotondo o Porto Cervo (aunque no os perdéis nada si no lo hacéis).

La pasión por los museos y el arte se extiende a los pequeños pueblos de montaña cercanos, como Orgosolo, lleno de inquietantes murales de contenido político y social, u Orani, con el moderno Museo Nivola.

¡En esta isla no faltan los helados!

Si te mueves en coche es una oportunidad para ponerte a prueba con sus carreteras secundarias y su estilo a lo loco de conducir.

Si eres atrevido prueba el "queso podrido" Casu marzu, conocido por estar infestado de larvas vivas de moscas. Para todos los gustos encontramos queso sardo de oveja.

Es muy típico el coral como souvenir (tanto original como falsificaciones).

Se consideran muy sardos y nada de italianos.

Después de las comidas acompañate con un vasito de Mirto (licor).

También te puede interesar