Home Viajar por el mundoEuropa Escapada a Cambridge
Qué ver en Cambridge

Escapada a Cambridge

31 enero, 2018

Región: Europa del Norte (Inglaterra)
Zona horaria: UTC+00.00
Idioma: inglés
Moneda: Libra esterlina (£, GBP)
Visado: No
Enchufe: G
Sentido de circulación: izquierdo
Cuándo ir: entre abril y noviembre
Cómo llegar: avión hasta el aeropuerto London-Stansted o tren/autobús desde el centro de Londres.

¿Por qué visitar Cambridge?

Qué ver en Cambridge durante una escapada; una histórica ciudad universitaria inglesa conocida mundialmente y situada a menos de una hora de la capital británica. Pequeña, encantadora y llena de cultura, donde predomina el estilo gótico inglés y medieval.
Por los pasillos de sus famosos colleges han paseado investigadores y personajes ilustres como Charles Darwin, Isaac Newton, Stephen Hawking.

Aunque la ciudad natal de Oliver Cromwell (una de las grandes figuras de la historia británica) no solo brilla por sus universidades. Cambridge deslumbra por su amplia variedad de actividades culturales y entretenimiento y por el río Cam, que cruza la ciudad.

Todo esto hace que sea la escapada perfecta desde Londres para descubrir otras ciudades inglesas (no todo acaba en Londres). Hay la opción rápida que es cogiendo un tren directo desde London King’s Cross y London Liverpool Street por 16£ o la opción más lenta pero un poco más barata mediante el autobús de la compañía National Express. Las estaciones están muy cerca del centro, con lo que podrás recorrerlo andando o alquilando una bici.

A continuación detallo todo lo interesante qué ver en Cambridge durante un día entero. En el caso de que puedas estar más de un día, te muestro cosas adicionales que también merecen la pena ver.

Siente el famoso ambiente de su universidad

Todo empezó en el siglo XIII, cuando unos estudiantes tuvieron que huir de Oxford a consecuencia de una pelea (o algo similar). Gracias a ello hoy Cambridge puede presumir de ser la segunda universidad de habla inglesa más importante del mundo.

Nada más y nada menos que 31 colleges forman la universidad de Cambridge. Cada una de ellos actúan como instituciones independientes y separadas de la misma universidad, aunque son pocos los más conocidos y que atraen la mirada de la mayoría.

Por un lado hablamos de la joya de la corona King's College y su famosa capilla.

También de Trinity College y la famosa Librería Wren, St John's College y Bridge of Sighs (réplica del puente original de los suspiros veneciano). Finalmente Queens' College y su Mathematical Bridge.

Puente de las matemáticas

La opción más auténtica pero a la vez más cara de saborear esta esencia universitaria es contratando un punt (barcas parecidas a las góndolas venecianas). En el puente de Silver St, encontraras varias de estas barcas que te harán una travesía por el río Cam. Hay la opción de alquilar una y navegar libremente o bien contratar a un punter (generalmente son jóvenes universitarios). Sea la opción que sea, en su web encontrarás los precios y alternativas a escoger. También por la zona encontrarás a jóvenes ofreciéndote la típica visita guiada con todo el pack.

Si prefieres la opción más económica, podrás visitar la mayoría de collegues de manera gratuita. En los que hay que pagar encontrarás una portería inicial donde te informaran de los detalles. Siempre puedes hacer te el “despistado” y colarte como si fueras un estudiante (no apto para personas que tengan ya una cierta edad). En el caso de que te pongas problemas para entrar en el recinto de King's College por la entrada principal de la calle King’s Parade, puedes acceder por la parte trasera de Queen’s Rd y cruzar el King's College Bridge y disfrutar de la maravillosa foto de postal.

Qué ver en Cambridge

Más cultura en los alrededores universitarios

Desconecta un poco de tanta universidad y disfruta de sus alrededores más cercanos. Justo al salir del “territorio universitario” y en la misma calle Trumpington St, esquina con Bene't St, hay The Corpus Clock. Situado en el exterior de Taylor Library, fue inventado por John C. Taylor e inaugurado en 2008 por Stephen Hawking.
Un reloj labrado en oro que muestra claramente la imperfección, marcando el tiempo certero solo cada 5min (de mientras, el péndulo parece acelerarse o detenerse).

En la misma calle nos topamos con la Iglesia Great St. Mary’s de estilo angliano. Por un módico precio puedes subir a su torre, donde se tienen maravillosas vistas de todo el complejo universitario. Justo detrás, en la histórica plaza se organiza de lunes a sábado hasta las 4p.m un mercadillo desde la Edad Media. Los domingos, hay puestos de artesanía y el famoso Farmer’s Market, donde encontrar productos naturales y frescos.

Brigde Street (más en el centro) y Mill Road son calles muy concurridas donde se puede encontrar todo tipo de restaurantes o tiendas.

Qué ver en Cambridge

En la esquina de Round Church Street y Bridge Street encontraremos la Church of the Holy Sepulchre. Construida sobre el año 1130, es el segundo edificio más antiguo de la ciudad. Universalmente conocida como “la Iglesia Redonda” anglicana, es una de las cuatro iglesias medievales redondas todavía en uso en Inglaterra. Si no te es suficiente contemplarla por fuera, puedes apreciar su belleza interior por 2.50£ el ticket.

Saliendo un poco del centro

A unos 5min al sur por Trumpington Street y saliendo un poco del conglomerado académico nos encontramos el Museo Fitzwilliam. Es gratis y con hora y media podrás apreciar todo su arte y las antigüedades de la universidad de Cambridge. Sus colecciones recorren desde piezas egipcias, griegas y romanas hasta pinturas de principios del siglo X. En la misma calle Fitzwilliam, a mano izquierda, hay la que fue la casa donde estuvo viviendo durante el 1836-7 Charles Darwin, y donde mucha gente aprovecha para echarse la típica foto en ella.

Un poquito más alejado del meollo se encuentran por una parte el Mill Road Cemetery, consagrado en 1848 y abierto al público con terroríficas tumbas y por la otra, si quieres disfrutar de unas buenas vistas de la ciudad de manera gratuita, puedes subir al Castle Mound, caminando hasta Castle Hill.

Si tu pasión es la aviación y su historia, la parada en el War Museum Duxford ha de ser obligatoria (sino, no es necesario ya que queda en las afueras de la ciudad y la entrada no es precisamente barata). En él podrás realizar un nostálgico vuelo en un Spitfire o en un Dragon Rapid. La experiencia, aunque cara, ¡merece la pena!

Parques y Cambridge University Botanic Garden

La ciudad está repleta de parques y espacios abiertos.  En el centro encontramos Christ’s Pieces, muy apetecible para pasear y Jesus Green, con vistas al río y al Jesus College. Más hacia las afueras y por la parte de Stourbridge Common está “la base” de los famosos equipos de remo de las universidades. Asimismo, por sus alrededores se pueden ver algunas “boat houses” típicas inglesas.

Si eres amante de la flora, por 5-6£ puedes aprovechar para visitar el Parque botánico. Cerca de 3.000 especies protegidas en varios invernaderos. Fundado en 1831 por la universidad de Cambridge y para muchos es considerado uno de los más importantes del país.

Hasta aquí mi primera experiencia por una ciudad universitaria inglesa muy antigua y la capital del condado de Cambridgeshire. Un destino maravilloso situado a orillas del río Cam en el que millones de cosas te quedan por descubrir.

No dudes en consultar mis recomendaciones en cuanto a dudas de vacunas y visado se refiere.

Tomarse una pinta el pub Eagles donde se descubrió el ADN (no olvides brindar por Watson y Crick). ¡Ojo que a partir de las 18h siempre está muy lleno!

Si quieres disfrutar de unas impresionantes vistas de la ciudad y comer ricamente, acércate a la azotea del Restaurante Six.

Es una de las ciudades en las que menos llueve de todo el país.

Si estas cansado de su fish & chips, puedes probar de comer una paella y unas tapas españolas en el centro de la ciudad en el restaurante La Raza.

Cambridge significa “Puente sobre el río Cam”.

Presencia el manzanero de Newton justo antes de entrar en Trinity College (esquina derecha de la entrada).

Cerveza local de calidad y música en vivo en un pub con mucha personalidad como es el Flying Pig.

También te puede interesar